...

Sobre terapia, ¿evidencia científica?

Por Delfina de Achával

| 14/09/2020 |

Suelen preguntarme qué son las terapias basadas en evidencia, cuál es mi opinión sobre otras prácticas.

Un profesor de la facultad una vez me dijo “Como futuros psicoterapeutas, tienen la responsabilidad de cerrar aquellos procesos que decidan abrir”. Esas palabras son mi guía en el tratamiento de mis pacientes, pues sé que se puede hacer daño abriendo lugares dolorosos de la psiquis humana si luego no se cierran adecuadamente.

Invité a @lic.eugenialopezruiz a escribir este post juntas (recomiendo su post “La importancia de separar la paja del trigo”). Trabajamos con herramientas de las psicoterapias basadas en EVIDENCIA CIENTÍFICA (PBE). Desde nuestro trabajo como agentes de salud mental es que nos sentimos cómodas para ayudar a otros en su camino de autoconocimiento para lograr armonía en sus vidas. ¿Es éste el único camino válido? ¡No! Existen millones de herramientas para aliviar nuestro sufrimiento, y cada uno debe elegir su propia disciplina o técnica. Pero SI es importante diferenciar lo que tiene evidencia científica de lo que no la tiene. Contar con INFORMACIÓN nos da LIBERTAD para saber dónde estamos parados y no meternos en algo que pueda dañarnos. Muchas veces nos preguntan qué opinamos de otras alternativas terapéuticas que pueden generar bienestar, pero no tienen evidencia científica. Cada uno es libre de buscar la ayuda que quiera, pero siempre desde la información y con el cuidado de elegir procesos en que se sientan contenidos y apuntalados de principio a fin. Es decir, abrir determinadas situaciones familiares o emocionales puede ser “sencillo” con ciertas técnicas, el problema es estar seguro de la idoneidad del profesional que las guía para dar un cierre superador, con sentido y perspectiva a futuro en la vida cotidiana del paciente.

Recomendaciones:
– Infórmense antes de elegir cualquier herramienta de autoconocimiento.
– Elijan procesos en los que sean guiados durante todo el camino, para lograr “abrir y cerrar”, e integrarlo a sus vidas.
– Tomen un rol ACTIVO en sus vidas para lograr bienestar. No esperen a que algo “mágico” venga de afuera y los salve.

Después de muchos años de estudiar la mente humana integrando la ciencia occidental con la filosofía oriental, sentí una profunda necesidad de compartir mi mirada del mundo y reivindicar el poder de lo simple, chiquito y cotidiano para nuestro bienestar.

Quiero invitarlos a recorrer este espacio juntos, y así incorporar recursos y herramientas hacia una vida más alegre, liviana, y amable, en dónde honremos el vínculo con nosotros mismos y con quienes nos rodean.

Estas reflexiones también te pueden interesar: