...

Perfeccionismo

Por Delfina de Achával

| 19/05/2020 |

“El perfeccionismo es un escudo de veinte toneladas que vamos arrastrando, pensando que nos protege, cuando en realidad evita que nos vean”, Brené Brown.

Recuerdo mis épocas de juventud, en que pasaba largas noches obsesionada con citas bibliográficas, tildes y demás detalles ortográficos y mi director de tesis, el Dr. Salvador Guinjoan, me decía: “Tranqui Delfi, lo perfecto es enemigo de lo bueno”. Hoy me encuentro hablando con mis pacientes sobre los estragos que hace la exigencia en sus vidas, el costo altísimo de sufrimiento e insatisfacción que les genera.

¿Qué significa que algo sea “PERFECTO”?
– Perfeccionismo vs excelencia: el perfeccionismo no se basa en el logro saludable. Tiene más que ver con la falsa creencia de que si hacemos todo perfecto podremos disminuir o evitar el sufrimiento de la culpa, las críticas y la vergüenza.
– Perfeccionismo vs crecimiento personal. El perfeccionismo es, en su esencia, un intento de conseguir aprobación del mundo exterior y se desarrolla en personas que en su infancia han sido halagados y valorados por sus logros y rendimiento. Esforzarse saludablemente es otra cosa, es concentrarse en uno mismo: ¿cómo puedo mejorar? El perfeccionismo se centra en: ¿qué pensarán los demás?
– Perfeccionismo vs éxito: desde lo mental, el perfeccionismo tiene que ver con el miedo al fracaso, a cometer errores, a no cumplir con las expectativas de las personas y a ser criticados.

El PERFECCIONISMO sí es:
🔹 un sistema de creencias AUTODESTRUCTIVO, ¡porque la perfección no existe!
🔹 un sistema ADICTIVO, porque cuanto más sentimos que no somos lo “suficientemente perfectos”, más nos enfrascamos y obsesionamos para que parezca serlo.

Así que, como dice Brené Brown, los invito a ser parte de mi comunidad de personas en recuperación del “perfeccionismo” y a sumarnos a la movida del “suficientismo”: sentir que somos suficientes, que estamos haciendo lo mejor que podemos (y eso ya es mucho), y a dejar las críticas y culpas de lado. ¿Se suman?

Lectura recomendada: “Detox para perfeccionistas”, Petra Kolber.

Después de muchos años de estudiar la mente humana integrando la ciencia occidental con la filosofía oriental, sentí una profunda necesidad de compartir mi mirada del mundo y reivindicar el poder de lo simple, chiquito y cotidiano para nuestro bienestar.

Quiero invitarlos a recorrer este espacio juntos, y así incorporar recursos y herramientas hacia una vida más alegre, liviana, y amable, en dónde honremos el vínculo con nosotros mismos y con quienes nos rodean.

Estas reflexiones también te pueden interesar: