...

El poder del embarazo

Por Delfina de Achával

| 20/04/2020 |

“𝑼𝒏𝒂 𝒎𝒖𝒋𝒆𝒓 𝒒𝒖𝒆 𝒑𝒖𝒆𝒅𝒂 𝒗𝒊𝒗𝒊𝒓 𝒔𝒖 𝒑𝒂𝒓𝒕𝒐 𝒚 𝒆𝒍 𝒏𝒂𝒄𝒊𝒎𝒊𝒆𝒏𝒕𝒐 𝒅𝒆 𝒔𝒖 𝒉𝒊𝒋𝒐 𝒔𝒂𝒃𝒊𝒆́𝒏𝒅𝒐𝒔𝒆 𝒑𝒓𝒐𝒕𝒂𝒈𝒐𝒏𝒊𝒔𝒕𝒂 𝒅𝒆𝒍 𝒎𝒊𝒔𝒎𝒐, 𝒄𝒐𝒏 𝒄𝒐𝒏𝒄𝒊𝒆𝒏𝒄𝒊𝒂 𝒅𝒆 𝒆𝒔𝒕𝒂𝒓 𝒔𝒊𝒆𝒏𝒅𝒐 𝒂𝒕𝒓𝒂𝒗𝒆𝒔𝒂𝒅𝒂 𝒑𝒐𝒓 𝒖𝒏𝒂 𝒏𝒖𝒆𝒗𝒂 𝒗𝒊𝒅𝒂, 𝒄𝒐𝒏 𝒄𝒐𝒏𝒄𝒊𝒆𝒏𝒄𝒊𝒂 𝒅𝒆 𝒔𝒆𝒓 𝒄𝒂𝒎𝒊𝒏𝒐, 𝒑𝒖𝒆𝒓𝒕𝒂 𝒚 𝒔𝒐𝒔𝒕𝒆́𝒏 𝒅𝒆 𝒆𝒔𝒕𝒂 𝒏𝒖𝒆𝒗𝒂 𝒗𝒊𝒅𝒂, 𝒏𝒐 𝒉𝒂𝒃𝒓𝒂́ 𝒍𝒍𝒆𝒈𝒂𝒅𝒐 𝒂𝒍 𝒐𝒕𝒓𝒐 𝒍𝒂𝒅𝒐 𝒔𝒊𝒆𝒏𝒅𝒐 𝒍𝒂 𝒎𝒊𝒔𝒎𝒂 𝒎𝒖𝒋𝒆𝒓 𝒒𝒖𝒆 𝒂𝒏𝒕𝒆𝒔”. Diana Weschler, Creadora del Método Natal.

Hoy me gustaría hacer un espacio para hablarle a las mujeres embarazadas. Si, a ellas, valientes mujeres que llevan vida junto a una enorme cantidad de cambios físicos, psicológicos, de pareja, etc. que comienzan a suceder en el momento en que quedamos embarazadas.

Quiero contarles algo que aprendí en mi formación como doula e instructora de Mindfulness para embarazadas. Durante el embarazo, existen dos tiempos:

  1. CHRONOS: tiempo externo y concreto, los 9 meses de embarazo.
  2. KAIROS: tiempo de la naturaleza, interno, vivencial, el ritmo en que se va atravesando el tiempo, su energía, su esencia.

El embarazo es una magnífica oportunidad de crecimiento, en esos 9 meses ustedes pueden hacer cambios sustanciales que a veces se logran en años de psicoterapia. ¿Y porque es esto? Durante el embarazo se produce una gran desestructuración. Pero si la mujer se conecta con su KAIROS, su esencia, su deseo, se produce en la mujer un salto de conciencia y gracias a él, una nueva estructuración.

El embarazo es una gran oportunidad de reestructuración para dar espacio interno y externo a la nueva persona que esta llegando a este mundo. Si esta crisis de reestructuración la viven de manera consiente, conociendo, entendiendo, y así conectándose con su propio deseo, podrán lograr el mayor potencial de este embarazo y nacer también ustedes en este proceso junto a sus parejas.

Las abrazo fuerte y las admiro profundamente,

Delfina

See translation

For you

Después de muchos años de estudiar la mente humana integrando la ciencia occidental con la filosofía oriental, sentí una profunda necesidad de compartir mi mirada del mundo y reivindicar el poder de lo simple, chiquito y cotidiano para nuestro bienestar.

Quiero invitarlos a recorrer este espacio juntos, y así incorporar recursos y herramientas hacia una vida más alegre, liviana, y amable, en dónde honremos el vínculo con nosotros mismos y con quienes nos rodean.

Estas reflexiones también te pueden interesar: