Mindfulness / Mindfulness y Psicoterapia / Mindfulness y Embarazo

Mi objetivo como Psicóloga y Doula es brindar a las parejas una preparación integral para el parto basada en dar información, para que cada mujer y cada pareja pueda elegir y cursar su embarazo y parto de la forma más conectada y en profundo acuerdo en cómo lo quieran transitar.

 

¿Quienes son las Doulas?

 

“La Doula realiza la función de madre para la madre”

Susan Ross.

 

La doula es una mujer especializada en temas de maternidad, embarazo, parto y puerperio, que cuenta con información y técnicas que pondrá al servicio y capacitará a cada mamá y papá para que cuenten con ello durante el embarazo, en el trabajo de parto, post parto e idealmente para su vida.

 

La presencia de la doula durante el parto ha impulsado numerosas investigaciones que dieron resultados sorprendentes para la madre, así como para las instituciones médicas. Resaltando la reducción de las cesáreas a un 50% y una reducción del 25% del tiempo en el trabajo de parto. Su presencia también brinda mejoras en torno a la lactancia y a la relación madre-bebé. Para las instituciones el beneficio es que hay menos actos quirúrgicos, disminuyen los días de internación, se reduce el uso de analgésicos y la utilización de fórceps en un 40%.

 

La doula acompaña a la madre y a la familia durante todo el trabajo de parto y luego en el post parto inmediato. También se puede recurrir a ella en el post parto. La primera debe estar presente en la institución médica donde se desarrolle el parto, mientras que la segunda suele acompañar a la madre en su domicilio cuando el bebé ya nació, brindando información sobre lactancia y cuidados del recién nacido. Sobre todo, conteniendo a la mamá para que ella se sienta respaldada y segura en su rol.

 

La doula del puerperio interpreta la “experiencia interior” de cada madre, avalando todos los cambios invisibles, y traduce al lenguaje corriente la realidad de estos primeros tiempos con el bebé. No se trata de ayudar con el niño, ni de ofrecer buenos consejos, sino de acompañar la zambullida al universo, sutil e invisible, del recién nacido. Su principal función es la de “maternar” a la madre para que entonces ella pueda hacer lo mismo con su hijo.

 

 

Mi formación en Método Natal: una mirada integral de la maternidad.

 

“Una mujer que pueda vivir su parto y el nacimiento de su hijo sabiéndose protagonista del mismo, con conciencia de estar siendo atravesada por una nueva vida, con conciencia de ser camino, puerta y sostén de esta nueva vida, no habrá llegado al otro lado siendo la misma mujer que antes”

Diana Weschler, Creadora del Método Natal.

 

 

El método natal, desarrollado por Diana Weschler en 1973, es un sistema integral de abordaje de la maternidad que consiste de tres principios fundamentales: la maternidad como un proceso que incluye e importa por igual en el embarazo, parto y post parto, el embarazo atraviesa todas las áreas de la mujer (cuerpo, psiquis y espíritu), y entiende que el embarazo no sólo impacta a la mujer, sino también a su familia, la comunidad y la sociedad.

 

Existen varios factores que inciden en el embarazo como el contexto histórico y social, la genética, el desarrollo físico, la edad de la embarazada, su historia y situación familiar, sus creencias, la contención médica y psicológica, entre otros. Desde este abordaje mi mirada es acompañar los distintos niveles de la persona en los que impacta el embarazo: físico, emocional, mental y espiritual.

 

En el nivel físico, el cuerpo de la embarazada es el escenario de todas las transformaciones: crecimiento del útero, cambios hormonales, retención de líquidos, entre otros. Es una gran oportunidad para corregir vicios posturales, por ejemplo.

 

En el nivel emocional, trabajaremos con los miedos, ansiedades, inseguridades, contradicciones, culpa, enojo, y exigencias que puedan surgir, ayudando a transitar el infinito mar de emociones.

 

En cuanto al nivel mental, alcanzaremos un mayor conocimiento teórico del proceso normal que va a vivir. Estar informada sobre la propuesta de su equipo médico y sus elecciones posibles, contando con elementos para decidir las mejores opciones que se adecuan a su individualidad. La información es el mayor recurso para protegerse en momentos de vulnerabilidad.

 

Por último, a nivel espiritual, mi intención es ayudar a la embarazada a alcanzar mayor conciencia del hijo por nacer y una mayor apertura y confianza. Queremos que pueda lograr armonía y bienestar para su nuevo rol de madre.

 

 

Embarazo, Nacimiento y Crianza basado en Mindfulness.

 

 

“Mindfulness no te da la experiencia de parto que querés, sino que te ofrece una forma de enamorarte de la experiencia de parto que te fue dada”

Nancy Bardacke.

 

Por último, también incluyo en mi acompañamiento como doula la práctica de Mindfulness o Atención Plena basada en el programa MBCP (Mindfulness Based Childbirth and Parenting) de Nancy Bardack, una de las referentes más importantes en el tema.

 

Desde el Mindfulness o Atención Plena, práctica de meditación basada en prestar atención al momento presente, intencionalmente y sin juzgar, se brinda un espacio de encuentro para vivir este momento único de la mujer de forma consciente, acompañadas e informadas, incorporando herramientas que nos enseñan la habilidad de recibir los cambios del embarazo, nacimiento y crianza con amor y curiosidad, sin juzgarlos ni intentar cambiarlos.

 

Investigaciones clínicas han demostrado que la práctica de Mindfulness durante el embarazo, nacimiento y crianza generan numerosos beneficios a nivel físico y mental:

 

● Disminuye el estrés y la ansiedad propia del embarazo ya que niveles elevados de cortisol (hormona asociada al estrés) se han asociado a problemas de salud como nacimientos prematuros o tardíos, bajo peso en el nacimiento, entre otros.

 

● Aumenta el bienestar, el entusiasmo y la autoestima. Al dirigir la atención de una manera consciente a su cuerpo, la mujer aprenderá a conectarse con él, a escucharlo y a confiar en sus sensaciones.

 

● Puede ser un tratamiento complementario para las mujeres con trastornos de ansiedad, ánimo o depresión, y para las que debido a su estado de embarazo la prescripción médica está contraindicada.

 

● Ayuda a cultivar la atención plena de forma de atender las sensaciones y manejar los miedos y las molestias del embarazo, y favorece a un parto más relajado, mantener la calma y vivir una experiencia más positiva.

 

En conclusión, mi intención como doula junto a las mujeres embarazadas que acompaño es la búsqueda de un estado ampliado de conciencia para lidiar no sólo con los desafíos, miedos e incertidumbres, sino también para conectar con el deseo, el disfrute y la propia sabiduría femenina que están presentes durante el embarazo, el nacimiento y crianza de nuestros hijos.

 

Por favor dirigirse a la sección Contacto por consultas o si desea agendar una entrevista de Acompañamiento de Parejas Embarazadas o Padres Recientes.

 

////////////// Diseño Gráfico: Carolina Tauz /////////////////